Bestias Blindadas: Proyecto ST.

En 1945 se especuló que la serie pesada IS se estaba estancando, los diseños cada vez más pesados presentaron mejoras en sus defensas dejando de lado el cañón. El popular D-25T de 122 mm representó el arma por defecto de estos tanques pero con la aparición de homólogos extranjeros cada vez mejor blindados y armados se creía que muy pronto los IS dejarían de estar a la vanguardia de los tanques pesados. Así que era necesario diseñar un nuevo tanque que fuese superior a los demás.

El IS-2 fue el ejemplar más popular de la familia, por su calibre, blindaje y confiabilidad logro posicionarse como un rival directo del famoso Panzer VI ausf E “Tiger”, convirtiéndose en la base de desarrollo de sus hermanos más pesados. Army LV. Dominio público.

El Objeto 701

En julio de 1943 la Fábrica Chelyabinsk Kirov recibió órdenes de diseñar un nuevo tanque pesado que a la larga suplantara al recién creado IS-3, a diferencia de sus hermanos este nuevo ejemplar debía ser mucho más pesado y debía ser, en términos simples, impenetrable.

A cargo del nuevo proyecto se puso a Nikolai Dukhov, acompañado más tarde de Lev Sergeevitsj Trojanov y M. Balzhi quienes diseñaron un nuevo tanque denominado Obj. 701. Tal como se origino la idea del IS-3 el 701 lo siguió; no se despegaría mucho de la esencia del IS-2 marcando la diferencia en el grosor de blindaje y en la posible adquisición de un nuevo cañón, así que sin muchos problemas el chasis adoptó la misma forma que la de su hermano pero con mayores dimensiones para soportar el enorme peso que adquiriría.

Planos del IS-4 que muestran con detalle su diseño y composición interna. Dominio Público.

Los altos mandos soviéticos estaban preocupados por las capacidades perforadoras del letal cañón KwK 36 L/56 de 8.8 cm, por lo que el 701 debía tener un blindaje que fuese virtualmente inmune a sus proyectiles así que adquirió un grosor de hasta 160 mm. El tanque logró su cometido después del prototipo #3, los anteriores y un supuesto #0 fueron incapaces de resistir rondas del 88 alemán y del 122 soviético en todo tipo de ángulo y a medianas distancias, incluso los proyectiles High Explosive (HE) podían destruir por completo sus corazas. Solo las planchas frontales inferiores y traseras fueron capaces de frenar un par de rondas, especialmente las traseras que no lograron ser perforadas por ambos cañones, (TA, 2013).

El valor histórico de Erwin Rommel a nivel táctico, operacional y estratégico

Un cambio notable en el 701 fue la transmisión, en los prototipos #1-3 se demostró que la planta motriz se estropeaba con facilidad cuando el tanque se desplazaba por terreno accidentado, así que en los futuros prototipos se instaló una más modernizada que le permitía moverse con mayor facilidad sin comprometer la suspensión, (TW, 2011).

Fotografía tomada a la torreta de uno de los prototipos del Objeto 701. La mira esférica TSh-17 fue penetrada por completo por un proyectil de 88 mm desde un ángulo de 30°, esto demostró la enorme debilidad de la estructura de las torretas soviéticas. Ganin hizo mucho énfasis en este detalle, por ello quiso que el ST gozara de una superestructura que fuese inmune a cualquier arma AT del momento. Tank Archives. Dominio Público.

Existían ideas muy vagas sobre el armamento, el 701 seguiría firmemente con la tradición de usar el cañón D-25T de 122 mm que tanto caracterizó a sus hermanos y que demostró ser efectivo contra los felinos alemanes. Las pruebas con este cañón se llevaron a cabo en agosto de 1944 pero a diferencia del IS-2 e IS-3, 701 no tuvo tanto éxito con el cañón, (TA, 2013).

El D-25T del 701 tuvo serios problemas en cuanto a su disposición dentro de la torreta, los soportes de las carcasas se vieron obstaculizadas por las cajas de municiones para la ametralladora y por la de bengalas, además su sistema de elevación estaba torcido. La cadencia de tiro era de entre 2-3 rondas por minuto, en los mejores casos 3-4, una tasa inferior a la de sus hermanos.

Desde que se diseñó el Obj. 701 se planeó la introducción de otros cañones y gracias a estas fallas con el cañón estándar se pudo proponer e instalar dos opciones nuevas.

El primero fue el S-34-II de 122 mm, era casi idéntico al D-25T, la diferencia radica en que esta nueva versión era más voluminosa lo que provocó una nueva distribución entre los puestos del comandante y el artillero. Disponía de un proyectil más pesado y especializado en la tarea de destrucción, otorgaba una mayor potencia de fuego donde la munición clase AP (Armour Piercing) tenía mejores capacidades de penetración y la HE un mayor rango de explosión. Este cañón se instaló en el segundo prototipo, (Alejandro, 2016).

Fotografía tomada a la parte trasera del casco de uno de los prototipos del Objeto 701, las planchas lograron frenar por completo las rondas de 75 y 88 mm alemanes. Tank Archives. Dominio público.

La segunda opción fue el S-34-I de 100 mm, una mejor disposición interna otorgaba un mayor espacio en la torreta por lo que la tripulación podía estar más cómoda. El proyectil teóricamente debía poseer una mayor velocidad de salida y una mayor penetración, pero ambos aspectos nunca se dieron a conocer. Se instaló en el tercer prototipo, (Alejandro 2016).

Para la mala suerte de ambos cañones ninguno llegó a ser aceptado. El nuevo 122 mm ocupaba demasiado espacio en la torreta y si bien el tanque ya era de por sí pesado no se quiso rediseñar para adecuar el arma, lo que provocaría un aumento innecesario de sus dimensiones. El de 100 mm no aportaba la potencia de fuego necesaria para poder hacerle frente a sus homólogos y con una certeza cada vez mayor sobre la instalación de cañones superiores a los 130 mm para futuros tanques pesados, el 701 con el S-34-I sería una especie de retroceso en este plan de desarrollo.

Finalmente tras una serie de modificaciones y dos prototipos más, el proyecto Objeto 701 concluyó con la unidad #6 que estaba equipada con el D-25T, alcanzó un peso de hasta 53 toneladas  y su blindaje demostró ser capaz de frenar los disparos de los nuevos KwK 43 L/71 de 8.8 cm y del KwK 42 L/70 de 7.5 cm. Con el nombre oficial de IS-4, el nuevo tanque se aceptó en abril de 1945 y su producción se inició un año más tarde.

El secreto de la efectividad de los tanques Tiger I

Aunque el IS-4 significó un avance considerable en el aumento de blindaje, había un diseñador que creía que la serie se estaba estancando. Los aliados estaban desarrollando tanques con armas más eficaces y con blindajes cada vez más gruesos que superaban a los IS, la Unión Soviética necesitaba un verdadero muro de acero para frenar esta futura amenaza y el Proyecto ST era esa esperanza.


ST-I: Una Bestia Blindada

Valentin Asikritovich Ganin, diseñador de vehículos y que sería enormemente reconocido por involucrarse en la creación de cohetes, creía que el IS-4 era el eslabón más débil de la enorme familia blindada soviética. Las pruebas realizadas con los primeros Objetos 701 sufrieron enormes daños tras ser impactados por proyectiles de 88 y 122 mm, especialmente en la torreta que con un ángulo máximo de 30° podía ser perforada sin problemas, incluso destruida si se usaba munición HE.

Así mismo el IS-4 se había diseñado para hacerle frente a otros tanques en escenarios específicos, el sistema de propulsión seguía mostrando debilidad pese haber recibido una mejora y el D-25T a la larga sería obsoleto. Ganin no solo vio los errores del IS-4, creó una lista de problemas que sufría toda la caballería blindada soviética a nivel de chasis y de armamento/torreta, (Serg, 2012).

Los problemas expuestos en cuanto a los chasis fueron los siguientes:

• Ningún tanque tiene la habilidad de cruzar grandes cuerpos de agua, la torreta y el cañón no están completamente sellados como para darles esta capacidad.

• La posibilidad de instalar un sistema anfibio es muy difícil y poco confiable.

• El diámetro de los rodillos y la disposición de la cadena no son racionales en todos los tanques pesados.

Del armamento expuso lo siguiente:

• Falta de cadencia de tiro en cañones de mediano y alto calibre.

• La ausencia de un sistema de estabilización vertical en los cañones provoca que sea muy difícil apuntar y disparar en movimiento.

• Las dimensiones compactas de las torretas no son compatibles con los cañones de mediano y alto calibre, dificultando enormemente su instalación.

• Se excluye la posibilidad de aumentar la velocidad de salida de los proyectiles sin modificar su peso y las dimensiones del cañón.

• La posición del comandante es totalmente incómoda e inapropiada. Se distraen demasiado debido a su cercanía con la recamara de recarga, el compartimiento de municiones, el cargador y los cartuchos gastados, esto provoca que esté al tanto de su entorno tanto exterior como interior lo que genera un enorme estrés y no le permite ser totalmente eficiente.

• Los puertos de visión delanteros poseen un rango muy limitado de enfoque.

• La instalación de los cañones en las torretas es una tarea tecnológicamente compleja y no rentable estructuralmente.

• Las ametralladoras AA no son capaces de disparar simultáneamente a objetivos terrestres y aéreos.

• Persiste el problema de diseño en el sistema de ventilación del compartimiento de combate, los gases de la pólvora aún se concentran en el interior del tanque, especialmente en aquellos de fuego rápido.

• En la mayoría de los vehículos no existe un accionamiento suave en el sistema de rotación hidráulico de la torreta.

Ganin quería desarrollar un tanque que eliminará la mayoría de los problemas generalizados de la caballería blindada. Para ello selecciono el chasis de los prototipos 701 #3-6 que demostraron ser altamente resistentes a los letales cañones alemanes, sería muy similar pero poseería una serie de modificaciones que le permitieran soportar el excesivo peso que obtendría. Esta sección se le destinó a un recién graduado de la Universidad Técnica Estatal Bauman de Moscú (BMSTU), Ganin no quería involucrarse mucho en el casco y por su parte diseñó una nueva y compleja torreta.

Fotografías tomadas al Objeto 701 #3 que fue equipado con el cañón S-34-I de 100 mm. Tank Archives. Dominio Público.

La nueva torreta era mucho más grande que la de cualquier otro tanque, debía existir un amplio espacio que le permitiera a la tripulación moverse con libertad sin perjudicar el trabajo de los demás. Una estructura completamente sellada y de enorme grosor le permitiría desplazarse debajo del agua sin comprometer a la tripulación, además de que debía ser inmune a cualquier cañón que los aliados desplegaran en el campo de batalla. Se implementarían nuevos sistemas de auto cargador para aumentar la cadencia de tiro y múltiples armas que respondieran ante cualquier amenaza, (Serg, 2012).

Además del cañón, la distribución fue una característica sobresaliente al no tener a los tripulantes muy juntos entre sí y de los sistemas. El comandante junto al artillero se sentaron al frente a cada lado del cañón, detrás de ellos a una distancia considerable se encontraban dos cargadores. Los planos no muestran por completo las posiciones de los tripulantes, pero al tener un chasis basado en el IS-4 podemos afirmar que el lugar del conductor no se modificó y se encuentra al frente del caso, en medio y debajo del anillo de la torreta.

Detrás y al lado de los cargadores se encuentra el compartimiento de munición, los proyectiles de la zona trasera de la torreta se almacenan en estantes especiales  similares a celdas cuyas dimensiones permiten transportar cargas armadas o separadas. Gracias a la instalación de un sistema de auto cargado por medio de un rodillo y resortes oscilantes es posible transportar las cargas separadas hasta la entrada de la recamara de forma centrada, donde son rápidamente armados y alistados para disparar. En el caso de los proyectiles ya alistados, estos pasan directamente a la recamara. Este sistema le permite a los cargadores ahorrarse mucho tiempo en el retiro y colocación de un nuevo cartucho, aumentando de forma considerable la cadencia de tiro.

Fotografías tomadas al Objeto 701 #3 que fue equipado con el cañón S-34-I de 100 mm. Tank Archives. Dominio Público.

Un segundo compartimento de municiones se ubicaba debajo de los cargadores. Una escotilla en la parte trasera de la torreta permitiría su reabastecimiento. 

Los proyectiles debían tener una velocidad de salida superior a 806 m/s, que es la velocidad otorgada por los D-25T, el cañón que se debate entre un 100 y un 122 mm, recibió una boquilla especial que aumentaba este factor. También se instaló el ansiado estabilizador vertical que le permitiría apuntar y disparar en pleno movimiento del casco, uno similar también fue instalado para ayudar en las mismas tareas cuando la torreta giraba, (Serg, 2012)..

Una ametralladora pesada se instaló sobre la escotilla del primer cargador para tareas antiaéreas y contra personal, está reposaba sobre una base semi-blindada y contaba con una hombrera articulada para que el tripulante fuese capaz de apuntar con mayor precisión. Gracias al sistema de auto cargador su ausencia mientras opera la ametralladora no es notable, la cadencia de tiro no se ve afectada por esta acción adicional y el tanque sigue operando con suma normalidad.

El comandante y el artillero estarían a cargo de dos ametralladoras DT de 7,62 mm que estarían ubicadas al lado del cañón, así como de dos tubos inflables que tenían la misma disposición, dichos tubos sellaban el mantelete y obstruían al cañón evitando el acceso de agua o cualquier agente dañino.

La torreta podía ser operada tanto por el artillero como por el comandante, el sistema hidráulico se conectaba a dos reposapiés y palancas oscilantes. Solo podía ser accionada por un solo mecanismo, así que no había interferencia entre ellos si ambos trataban de dirigir la torreta.

El mecanismo en sí le pertenecía al artillero, el comandante solo podía dirigir la torreta si el primero no estaba en condiciones de combate o cuando debía designar un objetivo prioritario de un grupo enemigo.

Hay una característica muy especial en la torreta y es que el cañón es, en esencia, una extensión de esta. En el IS-4 y cualquier otro tanque estos módulos son piezas diferentes, el cañón se instala en la torreta cuando esta ya se encuentra terminada y parcialmente acondicionada. En el ST-1 el cañón es diseñado en el momento justo que se hace la torreta, esto se logró gracias al uso de un marco en forma de caja donde la cuna del cañón reposa sobre los muñones, dicho marco se encuentra soldada a la torreta. Esta característica elimina el tiempo de instalación del arma y las posibles fallas que se pueden generar durante este proceso.

Se colocó una trampilla en el techo de la torreta que permitía un acceso directo al cañón, si este se dañaba o requería mantenimiento se podía retirar a través de esta.

La torreta poseería tres escotillas, una para el comandante y las otras dos para los cargadores, garantizando la rápida salida de la tripulación cuando el tanque esté comprometido. La escotilla del comandante era giratoria y poseía un sistema de estabilización que le permitía fijarse en su posición cuando la torreta giraba, (Serg, 2012).

Dispondrían de un mortero de retrocarga para disparar proyectiles de humo o de fragmentación que sería dirigida por el comandante, sin embargo este nunca se logró integrar al diseño.

Se instaló un complejo sistema de ventilación que suministraba aire desde la sección del motor. El cañón contaba con dos ventiladores, uno externo (ubicado en el tubo) y uno interno (ubicado justo encima de la recamara) ambos se encargaban de limpiar cualquier rastro de gases generados por la pólvora.

Ganin diseño al ST-1 para operar incluso debajo del agua, para ayudarlo en esta tarea proporcionó una manguera flexible unida a un flotador oscilante que se conectaba con el compartimiento del motor proporcionando aire. El escape del motor se unía a la misma manguera mediante un tubo de succión para evitar que los gases se combinaran con el aire fresco, no era totalmente necesario unir el escape con la manguera ya que se podía instalar una válvula de retención en su lugar.

Una vez el tanque se introduce en el agua se genera un aumento en la presión de aire en el interior que evita que el agua acceda mediante fugas no detectadas por la tripulación, manteniéndolo seco y libre de cualquier riesgo por la filtración de agua.

Fotografía tomada al Objeto 701 #6, fue el último prototipo construido y el cual fue aceptado para la producción en masa bajo la denominación IS-4. Top War. Dominio Público.

La suspensión fue la última modificación que Ganin hizo; amplio el diámetro de las orugas y elevo los ejes de la rueda motriz y de transmisión, estos cambios proporcionaban mejores cualidades dinámicas, un mejor soporte de la masa del tanque, un mantenimiento más sencillo y sobre todo, una mayor resistencia.

El ST-1 significó una evolución altamente notoria de entre los tanques pesados soviéticos, eliminó los clásicos puntos débiles de la familia IS y mejoró las características que los hacían resaltar. Sin embargo, el proyecto nunca llegó a más, se canceló mucho antes de que tan siquiera se pudiera presentar a los altos mandos u algún otro diseñador. Pero ni su cancelación detuvo a Ganin, antes de eso logró diseñar una variante mucho más compleja y mecánicamente imposible para el momento.


ST-II: El Monstruo Mitológico

No complacido con su primer diseño que consideraba como un tanque pesado insuperable, creó una segunda variante cuyo objetivo sería dejar en jaque a cualquier vehículo y arma AT que tratara de enfrentarlo.

El ST-II era virtualmente idéntico al primer modelo pero Ganin quería un vehículo con una potencia de fuego inigualable, yendo en contra de las órdenes de Stalin de no montar más de un cañón en un tanque, diseñó un complejo sistema para instalar y alimentar dos cañones de alto calibre.

Leyendas de guerra: El Holandés Errante en la Segunda Guerra Mundial

La torreta era demasiado grande  y espaciosa, lo que le permitía al entusiasta inventor poder rediseñarla con suma facilidad para equipar un segundo cañón sin necesidad de cambiar o eliminar los componentes internos. Su idea era una locura, pero para Ganin era un paso más a la supremacía blindada.

Para poder equipar el cañón adicional se tuvo que aumentar el blindaje del casco y la torreta con tal de crear un contrapeso, esto llevó a la búsqueda de un motor mucho más potente. El supuesto motor designado para el ST-1 era un V12 diesel de 800 hp, la potencia debió aumentar al menos 50 caballos de fuerza para proporcionar un empuje adecuado.

Planos de la torreta del ST-I. Pese a su complejidad la tripulación gozaba de un privilegio que ningún otro tanque otorgaba: libertad de movimiento. Media Inform. Dominio Público.

Ambos cañones podían ser operados por el artillero sin ningún tipo de problema, el objetivo que el fijase lo harían los cañones con gran precisión. Debido a su disposición el artillero debía tener siempre en cuenta que los proyectiles no irían exactamente al punto que el fijase como con un tanque “normal”, sino que habría una distancia considerable entre su mira y los cañones. Era muy importante que tanto él como el comandante estuviesen muy atentos a su entorno para poder accionar el arma adecuada en base a la situación, (Serg, 2012).

 Podían realizar dos clases de disparos:

• Único: Solo se accionaba un cañón.

• Múltiple: Ambos cañones son accionados.

Los cargadores no se verían afectados por la introducción de un segundo cañón, mientras el sistema de auto cargador funcionara el desempeño del tanque sería incluso mayor. Aunque la presencia de estos dos tripulantes se hacía prácticamente obligatoria y ya no había personal para asistir la ametralladora AA, Ganin no menciona nada al respecto sobre esta cuestión pero como ya se había mencionado con anterioridad: con el sistema de auto cargador no se comprometería la cadencia de tiro ni el rendimiento del tanque.

Con dos armas y una alta tasa de tiros, el ST-II podría reemplazar a dos tanques comunes, según Ganin este nuevo vehículo no solo garantiza una ventaja en combate sino que su enorme potencia de fuego y resistencia le permitiría liderar todo tipo de ataques.

Planos de la torreta del ST-II. Es virtualmente idéntica a la de su hermano, la única diferencia entre ambos es la cantidad de armas. Dominio Público.

No existe ningún tanque ni sistema que igualara su tasa de tiros, si entraba en combate la victoria estaba más que asegurada pues sus homólogos serían totalmente incapaces de perforar su armadura y por cada tiro enemigo el ST-II debía realizar un mínimo de 6 rondas. Ganin afirmaba con suma certeza que la tasa de tiros por minuto debía ser de entre 15-16 disparos.

Un diseño exagerado y hasta cierto punto imposible de creer, Ganin veía un enorme futuro en estos tanques pero si el ST-I no pasó del tablero de dibujo, el ST-II no pasó de una idea fantasiosa donde se proclamaba como un rey de temple inquebrantable.

Tan pronto como acabó la guerra el proyecto fue archivado y los pocos documentos que se lograron encontrar fueron ocultados por el gobierno soviético. Guardados con gran recelo estos “super tanques” ahora sólo permanecen en diseños e ilustraciones que la cultura popular ha creado en base a lo poco que se sabe del proyecto.

Fuera de ello, solo son un par de dibujos plasmados en papel.

Un Futuro Estancado

Más allá del término de la guerra, hay otras razones por las cuales el Proyecto ST se canceló y no se le permitió a Ganin continuar en su desarrollo.

Inicialmente debemos destacar que la familia IS a partir del modelo 4 estaba destinada al fracaso. Los nuevos modelos estaban superando las 50 toneladas de peso, tanto el material de guerra soviético como su infraestructura no estaba capacitada para soportar semejante masa. Cuando el IS-4 fue desplegado por las calles y ciudades de la URSS, muchos puentes y carreteras colapsaron ante su enorme peso, lo que significó un enorme problema logístico.

Pronto los IS-4 se pusieron en servicio a lo largo de la frontera con China donde se temió lo peor, gracias a su gran peso los tanques tenían muchas dificultades para tomar sus posiciones. Exigían caminos bien hechos y puentes de enorme resistencia, de lo contrario quedaban varados.

Los próximos proyectos de la serie IS se vieron abrumados por las mismas situaciones, su peso los limitaba a circular en zonas muy específicas donde no servían de mucho y desplegarlos significaba un enorme gasto de tiempo y recursos.

El gobierno soviético desde que inició el año 1945 se estaba inclinando cada vez más por los tanques medios dejando de lado a los pesados, Los ST debían pesar como mínimo 54 toneladas superando el límite permitido, Ganin no podía reducir el peso al implicar la eliminación de todos los sistemas que tanto los distinguían así como reducir el blindaje que demostró ser altamente eficiente.

El KV-7 fue uno de los primeros proyectos multicañón que se presentaron ante Stalin, se fabricaron dos modelos: uno con dos cañones ZiS-5 de 76,2 mm y otro con un ZiS-5 y un par de cañones de 45 mm. Ninguno fue aceptado debido a que Stalin necesitaba tanques con calibres más grandes, no con más armas. Top War. Dominio Público.

Los ST fueron diseños espectaculares pero los acompaña una típica historia de abandono; prometían mucho y parecía que resolverían la mayoría de los problemas de la caballería soviética, pero Ganin no era muy conocido en ese momento, no era influyente y muchos veían sus tanques como una locura. Esta falsa apariencia llevó a que no consiguiera apoyo por parte del gobierno y de personajes que pudieran estar de acuerdo con sus diseños, en un callejón sin salida con muy pocas esperanzas, abandonó el proyecto.

Desde que inició la Gran Guerra Patria, Stalin fue juez de varios diseños de tanques que hoy en día sólo conocemos por prototipos y planos, algunos de ellos se presentaron como unidades de cañón múltiple los cuales eran del total desagrado del dictador. Estaba en contra de esta clase de tanques, para él carecían de todo tipo de valor y no servían en batalla. Si Ganin hubiese presentado al ST-II ante Stalin, es más que seguro que lo hubiese rechazado sin pensarlo.

La derrota gala. Razones y pormenores del fiasco bélico en 1940

De una u otra forma, los ST estaban condenados al fracaso. Iban en contra de todo diseño e idea que se tenía en el momento, si bien implementan conceptos nuevos que otorgaban realmente una enorme ventaja se encontraban instalados en vehículos poco adecuados.

A nuestros ojos son bestias de acero absurdas, pero Ganin no exagero para nada en su desarrollo. Fue muy meticuloso en la integración de cada componente, los creo con gran exactitud sabiendo perfectamente lo que hacía. Pero una vez más, no poseía los medios ni el concepto adecuado como para llevar su proyecto a la realidad.


Impacto en la Cultura Popular

Los tanques ST no tienen una enorme influencia en el campo militar, en la historia apenas son recordados y están al borde del abismo del olvido. Encontrar sus historias es difícil, pero han encontrado un muy buen lugar dentro de la cultura popular.

Su concepto ha trascendido el tiempo y sobrevivido principalmente por el videojuego bielorruso World of Tanks donde encontramos una recreación de ambos tanques, siendo el ST-II el más popular por su diseño de dos cañones.

El ST-I ya posee algo de fama en Rusia la cual se logró extender tras su introducción en el juego. Desde su aparición ya se hablaba de su hermano y recientemente la compañía a cargo lo anexó como un vehículo de nivel X.

Ambos tanques han sido bien conocidos por los jugadores ya que sus blindajes y potencia de fuego están bastante apegadas a la supuesta realidad que Ganin les fabricó, se han ganado un buen puesto entre ellos al representar un par de moles imparables si no se les enfrenta adecuadamente.

También podemos encontrar ambos tanques en monedas personalizadas y en todo tipo de arte.

Conclusión

El Proyecto ST fue un desarrollo ingenioso, sin embargo, el concepto manejado por Ganin fue erróneo. De haber implementado los novedosos sistemas que usarían en vehículos más ligeros hubiese podido cumplir su objetivo de construir un tanque “definitivo” para la Unión Soviética, pero al tomar como base un tanque pesado lo llevó al fracaso.

De no haber sido por la mala infraestructura y la incapacidad de adoptar toda la industria bélica para fabricar tanques en masa con un peso superior a las 50 toneladas, hubiésemos podido ver aunque sea un prototipo de este curioso tanque, incluso uno del ahora mítico ST-II. Las únicas referencias que tenemos de ambos son un boceto y algunas ideas de Ganin que se lograron rescatar de sus registros.

El ST-II ha sido un vehículo muy ansiado por lo jugadores de World of Tanks, durante años se había propuesto para ser introducido en próximas actualizaciones y tras una larga espera finalmente fue agregado al juego. Wargaming. Dominio Público.

Pese a que los documentos se archivaron y en la actualidad parece que se olvidaron, los tanques ST pudieron tener una enorme influencia en la modernización de la caballería blindada rusa, puesto que algunos de los avances tecnológicos que usarían son parte de los componentes estándar de la popular serie T de nuestros días y que tanto los caracteriza.


Características

 TS-ITS-II
Blindaje Chasis  
Frontal140 mm160 mm
Lateral140 mm140 mm
Blindaje Torreta  
Frontal220 mm250 mm
Mantelete250 mm300 mm
Lateral160 mm160 mm
Techo30 mm30 mm
Peso54 t56 t
Tripulación55
Armamento  
PrimarioX1 100/122 mmX2 100/122 mm
SecundarioX2 DT 7,62 mmX2 DT 7,62 mm
 X1 14,5 mm DShKX1 14,5 mm DShK
 X1 Mortero 50 mmX1 Mortero 50 mm
Munición8075
DPM1416
Motor800 hp850 hp
Velocidad Max40 km/h45 km/h
Rango150 km150 km

Bibliografía


Autor

+ posts

Divulgador y modelista militar dedicado a la búsqueda, consulta e investigación de las armas de fuego de todo tipo, desde armamento básico hasta el más complejo, siendo su principal enfoque, la historia de la caballería blindada.

Comparte
error: El contenido está protegido. Todos los derechos reservados. Guerra Total (2020)