Jinete del Apocalipsis: Objeto 279

Con un escenario nuclear cada vez más próximo, la Unión Soviética se quedó estancada en la ya anticuada idea del combate blindado convencional. Así, se volvió de vital importancia desarrollar un plan de modernización en la rama blindada, que no solo los volviera a poner a la vanguardia, sino que les diera la capacidad de afrontar los nuevos problemas de la guerra.


Anticuados y Obsoletos

Hacia el final de la guerra la Unión Soviética estaba apostando por el desarrollo de tanques pesados. Con los encuentros anteriores con los Panzer VI se volvió vital crear una unidad que pudiese igualar su potencia de fuego y resistencia, de esto nació la familia IS.

Los T-34 aún seguían conformando el grueso de la caballería blindada, pero no tenían una gran tasa de supervivencia contra los tanques alemanes. Una vez se introdujo la versión 85 su desarrollo se estancó para darle paso al IS-2 e IS-3, siendo el primero capaz de resistir las rondas del 88 alemán a poco más de 1000 metros y responder con mayor fuerza.

Con la campaña europea, los soviéticos lograron demostrar una gran superioridad blindada obteniendo un enorme auge en el diseño de tanques cada vez más capacitados para el estilo de guerra móvil, pero así como la obtuvieron la perdieron. Sin embargo, las detonaciones de las bombas atómicas en Japón cambiaron todo el paradigma del combate convencional; los tanques pesados que empezaban a gozar de un enorme blindaje y de una potencia de fuego envidiable se volvieron obsoletos en un abrir y cerrar de ojos.

Tanques como el novedoso IS-4 o todas las variantes del T-34 no estaban acondicionados para operar y mucho menos para sobrevivir al nuevo estilo de guerra nuclear.

La Unión Soviética se confió, la energía atómica recién empezaba a abrirse paso en el campo militar y creían que tardaría mucho tiempo en que se adoptará por completo. Mientras eso ocurría siguieron desarrollando tanques más pesados y mejor armados. La llegada oficial del IS-3 conmocionó al mundo obligando a las potencias aliadas a diseñar tanques que lograsen superarlo. Este rápido rearme de las fuerzas blindadas aliadas llevó a que ellos también centraran su atención en unidades mejor capacitadas.

Un Tanque con Propulsión Nuclear: Chrysler TV-8

El rápido aumento de las armas atómicas y los conflictos que empezaban a estallar en el nuevo marco de la Guerra Fría dejó en claro que en muy poco tiempo se desataría el peor escenario que el mundo pudiese ver: un invierno nuclear. La URSS se acercaba a este nuevo teatro de operaciones y no estaba capacitada para operar en ella, sus tanques más avanzados el IS-7 y el IS-8 (este último denominado más tarde como T-10 debido al fallecimiento de Stalin) demostraron ser altamente competentes en la guerra convencional pero en la nuclear eran simples tractores armados.

Necesitaban desechar esos tanques y poner en servicio a una unidad que fuese capaz de sobrevivir, operar y aprovechar la guerra nuclear, para ello se diseñó un nuevo «Objeto» para cumplir semejante tarea.

El T-10 se mantuvo a la vanguardia de los tanques pesados soviéticos, demostró una gran confiabilidad en el campo de batalla siempre y cuando otorgara fuego directo a larga distancia. Su blindaje quedo obsoleto en muy poco tiempo pero su cañón M62 T2 de 122 mm era un asesino de tanques. Dominio Público.

Buscando al próximo Caballero de la Muerte

Entrado el año de 1956 la Dirección Principal de Blindados del Ministerio de Defensa (GABTU), estableció una nueva serie de requisitos técnicos y tácticos que debían emplear los futuros tanques, en especial para aquel que debía operar en el escenario nuclear (Юферев, 2011).

Los dos principales puntos fueron:

  • El límite de peso se extendió a las 60 toneladas.
  • El calibre del arma debe ser mínimo de 130 milímetros.

Este último punto se trató de implementar poco antes del término de la guerra, pero la confiabilidad expuesta por el cañón D-25T de 122 mm impidió el aumento del calibre estándar en los tanques pesados.

El D-25T demostró ser un excelente cañón antitanque desde su instalación en el IS-2 y por mucho tiempo se pensó que no requería una actualización o reemplazo. Dominio Público.

La nueva unidad debía reemplazar a la larga a los tanques IS-2, IS-3, IS-4 y T-10, este último se había posicionado como el nuevo tanque de vanguardia soviético, gracias a su diseño que era mucho más flexible y mejor adaptado a las necesidades del ejército, cosa que no logró el IS-7 pese haber recibido buenas críticas por parte de muchos tanquistas y altos mandos. Cabe destacar que el T-10 demostró ser un oponente digno a grandes distancias, en el enfrentamiento cara a cara con otro blindado no estaba muy bien optimizado (War Books, 2021).

Se puso a Joseph Yakovlevich Kotin como director del proyecto, quien lo encargó a tres equipos de las fábricas de Leningrado y de Chelyabinsk dando a conocer en poco tiempo sus diseños.

El primer diseño en aparecer fue el Objeto 227, diseñado por el primer equipo de Leningrado en 1957.

El 277 estuvo inspirado en el fallido IS-7 y en el operativo T-10; su objetivo era corregir los problemas presentados en ambos modelos implementando sus propias soluciones. Al igual que estos, su casco era el típico de la nueva generación de tanques pesados soviéticos; una nariz puntiaguda formada a partir de una sola placa de 120 mm, el chasis obtuvo un diseño de artesa1 y se componía por placas soldadas de diverso espesor (Алексей, 2021). 

La torreta por su parte fue una pieza hecha por fundición que alcanzaba un grosor de 290 mm; debido a sus dimensiones un poco mayores a la utilizada en el T-10 se pudo instalar con suma facilidad el sistema automático del cargador junto a un compartimiento de munición mejor acomodado. Las troneras del artillero se omitieron por completo debido a la disminución del tamaño del mantelete. Se le instalaron barras de torsión de vigas y amortiguadores hidráulicos.

Como se especificó, el nuevo tanque debía operar en un escenario nuclear, por lo que 277 recibió un equipo de protección para esta condición. Los dispositivos de observación recibieron un sistema de limpieza y también se le instaló un equipo de humo térmico y uno anfibio. Además, logró obtener un peso de 55 toneladas, un motor diésel M-850 de 12 cilindros con potencia de 1090 hp a 1850 rpm, que era capaz de empujarlo a una velocidad máxima de 55 km/h. Recibió un cañón M-65 L/60 de 130 mm y una ametralladora KPVT de 14,5 mm. La tripulación se fijó en 4 personas (Алексей, 2021). 

Un año más tarde, en 1958, el equipo ya contaba con dos prototipos disponibles. Muy pronto presentaron sus pruebas demostrando ser altamente maniobrables y el nuevo cañón obtuvo excelentes resultados, sin embargo, no se aprobó para su producción en masa. Las razones de esta decisión no están muy claras, pero se puede afirmar que fue por la inclinación de desarrollar nuevos MBT ‘s (Tanque/Carro de Combate Principal).

Fotografía tomada a uno de los dos prototipos del Objeto 277. Nótese la enorme similitud que posee con el T-10. Sohu. Dominio Público.

El segundo proyecto en presentarse fue el Objeto 770 del equipo de Chelyabinsk, que trabajaron en conjunto con ChTZ (Planta Cheliábinski Traktorny Zavod), a cargo de Pavel Pavlovich Isakov.

A diferencia de su competencia, el 770 se desarrolló en base a ideas originales empezando por poseer una plancha frontal fundida e inclinada en vez de placas que formaban caras planas. La torreta también era una pieza fundida y ambas tenían espesores variables pero poseían los mismos valores generales que el 277 (Алексей, 2021). 

El armamento era el mismo, un cañón M-65 y una ametralladora KPVT. Aunque se le instaló un estabilizador vertical, miras nocturnas y diurnas, un telémetro TPD-2S, un sistema autocargador y diversos dispositivos de observación que le ayudarían a la tripulación observar con gran claridad su entorno así como objetivos.

El M-65 L/60 fue un concepto tan innovador que el cañón requirió de un freno de boca especializado para reducir la fuerza de retroceso, así como un eyector de gases que le ayudara al proyectil superar su máximo potencial de velocidad y energía. Dominio Público.

Poseía un motor diésel DTN-10 de 10 cilindros sobrealimentado que proporcionaba una potencia de 1000 CV a 2500 rpm capaz de empujarlo a 55 km/h. Se le equipó con un sistema de protección ABC 2, un equipo de humo térmico y un sistema contra incendios automático. También recibió una nueva estación de radio R-113 e intercomunicadores R-120. La tripulación consistía de 4 personas.

El equipo entregó tres prototipos en 1958 y al igual que el 277, demostró ser altamente maniobrable pero era mucho más fácil de conducir. Aunque sus sistemas eran más complejos le permitían desarrollarse muy bien en batalla, su diseño era prometedor y los altos mandos apostaban más por su fabricación la cual nunca llegó a concretarse.

En un último intento el equipo de Leningrado a cargo de Lev Sergeyevich Troyanov, presentaron un nuevo objeto totalmente único.

Fotografía tomada a uno de los tres prototipos del Objeto 770. El blindaje frontal ha adoptado un ligero arqueo en vez de una inclinación llana como en modelos anteriores. Top war. Dominio Público.

El Zar del Fin del Mundo

Troyanov presentó un nuevo diseño denominado Objeto 279, consistió en un diseño típico de chasis que se sostenía de dos inusuales pares de orugas. Fue la característica que lo hizo resaltar tanto sobre sus competidores como de cualquier otro tanque soviético.

Inicialmente debemos aclarar que este tanque poseía dos pares de orugas, pero no fue el primero en hacerlo. En 1915 la empresa alemana Daimler diseño al “Marienwagen”, un camión blindado que reemplazó sus neumáticos por tracciones de orugas y que había sido diseñado para el transporte de piezas de artillería, una segunda variante apareció para el transporte de tropas. Nunca entró en servicio.

Los británicos también diseñaron un tanque con cuatro tracciones tras el despliegue del Mark. Era bastante voluminoso al contar con 10 m de longitud y al pesar 100 toneladas, se le instalaron dos motores de 210 CV cada uno para poder moverlo. Se instaló un cañón de 57 mm como arma principal mientras 6 ametralladoras conformaban el secundario. Un blindaje pesado lo protegía de cañones de alto calibre pero debido a su enorme complejidad y peso fue supuestamente desguazado tras realizar una prueba, (Юферев, 2021).

El Flying Elephant fue un extraño proyecto británico desarrollado en la Gran Guerra que consistió en la construcción de dos tanques superpesados cuya suspensión se conformaba por cuatro orugas, un par de menor tamaño ya que su función era de apoyo en caso de que el tanque se atascara o no pudiese escapar de una zanja. Wardrawings. Dominio Público.

El tercer ejemplar en equipar cuatro tracciones fue el tanque superpesado estadounidense T28/T95. En 1943 se puso en marcha un proyecto para la construcción de un vehículo fuertemente armado y blindado que fuese capaz de hacerle frente a líneas defensivas altamente fortificadas como Maginot o Siegfried. Tras la derrota de Alemania y el término de la guerra en Europa se decidió ponerlo operativo en la invasión a Japón, pero con la llegada de las bombas atómicas el tanque ya no cumplía ninguna función y fue enviado a un museo.

La integración de cuatro orugas no fue coincidencia o un simple detalle que se agregó para variar en el Obj 279. Troyanov sabía que los otros Objetos no podrían resistir la onda de choque de una explosión atómica. Tan solo bastó con ver a cualquier tanque tratando de superar una pendiente muy pronunciada o cuando avanzaban sobre plataformas la suspensión; su centro de gravedad no era adecuado y se terminaban volcando.

La anexión de un par extra de orugas le permitió al 279 obtener un amplio margen de apoyo haciéndolo capaz de avanzar por cualquier superficie sin riesgo de volcadura. Al operar en un teatro nuclear sería totalmente capaz de acercarse al epicentro de la explosión y sobreponerse sobre la onda de choque, cosa que ningún otro tanque era capaz de hacer.

La suspensión -en términos amplios- constó de un sistema hidráulico no regulado y una serie de  hélices de correa. Dichas hélices se unían a cuatro orugas con bisagras de metal, cuatro ruedas motrices, cuatro ruedas locas, 24 ruedas de carretera y 12 rodillos de retorno. Una caja de cambios planetaria de 3 velocidades parcialmente automatizada se instaló en la transmisión junto a un convertidor de par (Астахов, 2016).

El casco, que estaba conformado por cuatro enormes piezas fundidas, se unía entre sí por soldadura para crear una superestructura bien blindada: se conectaban a la suspensión mediante dos vigas longitudinales de estructura hueca que también fungían como depósitos de combustible.

El armamento mantuvo el cañón M-65 y la ametralladora KPVT junto a 24 y 300 rondas respectivamente, aunque integró un novedoso sistema automático de recarga que debía otorgar una tasa de 7 dpm, un soporte mecanizado para la munición y un estabilizador vertical de dos planos “Groza”. El artillero recibió un telémetro estereoscópico TPD-2S y un sistema de guía semiautomático, los demás tripulantes disponían de un complejo sistema de miras nocturnas por infrarrojo, (Lee, 2021).

Tras su introducción en 1959 la KPVT ya se estaba estandarizando como arma multipropósito para vehículos de combate, su función principal era la de ser anti-personal pero sus características lo hacían un excelente medio de defensa AA para los tanques. Zid. Dominio Público.

Bestias Blindadas: Proyecto ST

Para su propulsión se eligió el motor diésel DG-1000 de 16 cilindros con 950 hp a 2500 rpm, más tarde reemplazado por un 2DG-8M de 1000 hp a 2400 rpm. Ambos poseían una característica forma de “H” y los cilindros estaban dispuestos en horizontal.

Inicialmente se mencionó que el diseño del casco era típico, o al menos luce como uno; de no ser por la integración de pantallas. Con tal de aumentar el grosor del blindaje y su aerodinámica la superestructura recibió una serie de pantallas de acero espaciadas y curvadas que le dan su característica forma elipsoidal: su función es crear una protección anti-acumulativa que impidiera la perforación de proyectiles y absorbiera la energía cinética liberada tanto de municiones como de bombas, otorgando la menor resistencia posible, (War Book, 2021).

El blindaje natural del casco alcanzó los 192 mm, gracias a su inclinación de 60° en la parte frontal, que se iban reduciendo a 40° conforme bordeaban el casco; otorgaron un blindaje neto que se fijó en 550 milímetros. Su increíble armadura lo hacía inmune a cualquier arma, por lo que cuando el proyecto llegó a oídos occidentales, rápidamente se catalogó como el tanque más blindado del mundo, sin hacer uso de medios reactivos o protecciones adicionales, título que sigue conservando hoy en día.

La torreta no se quedó atrás. Se diseñó a partir de una sola pieza de metal adquiriendo una inclinación de 30°, un cinturón blindado de 305 mm de grosor se anexó a lo largo de su perímetro. Gracias a la inclinación la torreta adquirió un blindaje neto de 352 mm, al igual que el casco era implícitamente impenetrable. 

Diagrama que muestra el diseño y grosor del casco del Objeto 279 desde distintas perspectivas. Dominio Público.

Troyanov logró alistar un prototipo a finales de 1959, el cual rápidamente entró a pruebas de campo demostrando su enorme superioridad.

En primera instanci,a lo que resaltó fue la suspensión, los dos pares de orugas lograron cumplir su cometido. Pese a sus 60 toneladas de peso tenía una presión sobre el suelo de tan solo 0,6 kg/cm2 equivalente a la presión ejercida por un tanque ligero, así mismo su volumen era de 11,47 m3. Ni el Objeto 277 ni el 770 lograron semejantes cantidades, ambos ejercían una presión que oscilaba entre 0,82 y 0,85 kg/cm2, el volumen no se logró determinar pero por mucho era superior al medido en el 279, (Алексей, 2021). 

Mientras sus competidores demostraron tener problemas a la hora cruzar pantanos o suelo muy blando, el 279 no presentó ningún inconveniente al desplazarse en nieve profunda, barro ni ningún tipo de terreno. La disposición de las orugas lo convertía en un todoterreno con honores; donde los otros tanques no podían acceder el 279 los superaba con suma facilidad. Además, impedían que el tanque se volcase, por lo que Troyanov acertó muy bien en este punto ya que en las pruebas se logró demostrar que por más difícil que fuese la situación era totalmente incapaz de volcarse.

Durante las pruebas, los tres modelos demostraron una habilidad inigualable, poseían una potencia de fuego que ni los MBT han logrado superar. Resultó que el cañón M-65 ejercía una energía de salida de 15-16 MJ, por lo que el proyectil de 30.7 kg de peso alcanzaba una velocidad de salida de 1000 m/s. Dicha energía es 1.5 veces mayor que la liberada por cualquier cañón contemporáneo, (Юферев, 2021).

El equipo prometió alistar dos prototipos más para antes de acabar el año, pero un infortunio lo impidió.

El Objeto 279 superó con creces a su competencia: era altamente resistente, podía desplazarse en cualquier condición, podía resistir la detonación de una bomba atómica y gozaba de una enorme potencia de fuego, pero como todo proyecto tuvo sus fallas. Se trataba de un tanque de enorme complejidad y como tal poseía grandes problemas.


Muerte al Caballero

Aun teniendo todo a su favor para ser aceptado y convertirse en un vehículo casi imposible de superar, el 279 demostró una serie de fallas de diseño que lo condenaría al fracaso.

  • Tras realizar sus pruebas los altos mandos destacaron una serie de inconvenientes que difícilmente podían ser resueltos por el equipo.
  • Una vez más se hizo hincapié en la suspensión, las cuatro orugas le permitían un excelente desplazamiento sobre muchos terrenos exceptuando aquellos que fuesen muy viscosos ya que perdía un enorme rendimiento.
  • Carecía de agilidad, era bastante torpe a la hora de maniobrar bruscamente o cuando tenía que evadir obstáculos. Mientras otros tanques lo hacían a gran velocidad, el 279 tenía que tomarse su tiempo.
  • El tanque era bastante compacto por dentro, la torreta alberga a tres de los cuatro tripulantes: comandante, artillero y cargador; el conductor se ubicó debajo de ellos y su disposición los colocaba en esencia uno al lado del otro, limitando su libertad de movimiento.
  • Un tanque ya posee un mantenimiento complejo, pero el 279 era literalmente imposible de mantener y reparar. Las cuatro orugas no destinaban ningún espacio libre para que la tripulación pudiera realizar las tareas de manutención, si una oruga fallaba o se lograba atascar en pleno campo de batalla no podrían atenderlo puesto que el diseño del tanque no lo permite.

Este problema llevó a que las fábricas no tuviesen la capacidad ni lo necesario como para construir y/o mantener a estos tanques si se producía en serie. Mientras se construía un 279 muchos otros tanques como los T-54 o los mismos T-10 saldrían en grandes números de las fábricas. Además exigía demasiados materiales al poseer una superestructura compleja que le daba su increíble armadura, (Юферев, 2021).

Con el año 1960 a punto de iniciar, los Objeto 279, 770 y 277 fueron cancelados, aunque no todo fue tan oscuro para ellos.

Fotografía tomada a finales de 1959 al único prototipo construido del Objeto 279. Top War. Dominio Público.

El 22 de julio de 1960 estos y otros tanques fueron llevados al campo de entrenamiento Kapustin Yar para presentarse ante Nikita Khrushchev. Esta era la última oportunidad que tenía Kotin para introducir un último tanque pesado en las líneas soviéticas.

Sin embargo, Khrushchev, negó el acceso de tanques superiores a las 37 toneladas. El mítico 279 quedó fuera del evento aunque logró ver a las futuras unidades que reemplazarían a los tanques pesados, entre ellas a uno de los prototipos que más tarde funcionaría como base para el T-62, junto a algunos conceptos muy básicos para la instalación de sistemas ATGM (del ingles sistema de Misiles Guiados Antitanque) .

La era de los misiles había llegado, los nuevos tanques soviéticos empezaban a reemplazar sus cañones por sistemas de lanzamiento de misiles AT. Finalmente se dictó que las fábricas debían centrarse en el desarrollo de esta clase de vehículos una vez se terminara de producir el último lote de T-10, los proyectos de tanques pesados debían ser destruidos y un porcentaje considerable de ellos sería desmantelado, (Алексей, 2021). 

Afortunadamente los últimos Objetos pesados se salvaron de tan trágico destino y fueron enviados a Kubinka donde hoy en día permanecen expuestos.

La época de los tanques pesados soviéticos había llegado a su fin.


Impacto en la Cultura Popular

El Objeto 279 ha sido por mucho el tanque más llamativo de todos, su diseño inusual y sus característicos pares de orugas lo han convertido en una celebridad blindada.

Esta enorme fama ha generado que aparezca en toda clase de representaciones, como en modelos a escala, pinturas, ilustraciones, incluso en videojuegos.

Los populares juegos War Thunder, Armored Warfare y World of Tanks  nos han otorgado la posibilidad de poder operarlos poniendo a prueba sus capacidades que tanto presume el modelo original.

Junto con el aún más pesado Panzer VIII “Maus”, no hay lugar donde el 279 no se haga presente y denote su original diseño.

Cabe aclarar que en el juego World of Tanks vemos una especie de prototipo que se nos presenta como “Object 279 (Early)”, es muy importante resaltar que este modelo no tiene nada que ver con el verdadero 279 y que se afirma no lo representa en ningún sentido.

En el juego World of Tanks, el Objeto 279 iba a ser implementado como “tanque de recompensa” pero debido a las características tan exageradas que tenía les resulto imposible poder balancearlo. En su lugar se introdujo al “Objeto 279 (E)” u Objeto 726, que es una versión menos blindada y potente. Wargaming. Dominio Público.

¿Un Antecesor?

Algunos años antes de que se presentará al Objeto 279, Troyanov ya había estado trabajando en un tanque pesado de cuatro orugas al cual llamó “Objeto 726”.

Terminada la segunda guerra, el OKBT LKZ (Oficina de Diseños de la Fábrica de Kirov de Leningrado) y el VNII-100 (Instituto de Ingeniería de Vehículos Móviles) trabajaron en conjunto para el desarrollo de nuevos diseños blindados con el fin de descubrir qué características y componentes exagerados podían proporcionar una ventaja sobre los tanques aliados. Dirigidos por Troyanov se propuso un proyecto que consistió en el aprovechamiento total del ancho del casco para la integración de dos pares de tracciones, (Krasfun, 2014). Así entre 1947 y 1948 se diseñó el Objeto 726.

Al igual que con el 279, el 726 gozaría de una gran movilidad siendo capaz de desplazarse por cualquier terreno, lo que los diferenciaba era que cada tracción del 726 era independiente. Las orugas de cada extremo seguían moviendo al tanque con normalidad, mientras que el par medio fungía como apoyo.

Dibujo conceptual de cómo lucia la primera versión del Objeto 726. Dominio Público.

En 1948 se diseñó un modelo a escala 1:10 totalmente funcional que era controlado por cables.

El pequeño prototipo logró llamar la atención del OKBT y del VNII-100 al demostrar una gran fiabilidad sobre cualquier terreno. Se le puso a prueba en nieve, terreno accidentado y pantanoso, logrando superarlos con facilidad, incluso fue capaz de excavar zanjas gracias al sistema independiente de las tracciones.

Su característica principal fue esa, cada oruga funcionaba de forma autónoma, lo que aumentó la supervivencia del tanque al ser literalmente incapaz de estancarse por fallas en la suspensión. Cuando una oruga era dañada o destruida las demás seguían moviendo al 726 sin problemas, incluso podía perder un par sin importar el orden y seguiría desplazándose con normalidad, (Krasfun, 2014).

Al funcionar de forma independiente dos podían quedarse fijas para proporcionar una base mientras las otras se movían para excavar una zanja. El 726 podía crear su propia cobertura si era necesario. Las pruebas realizadas con el modelo a escala fueron un gran éxito, hubo un enorme interés en su diseño y en 1952 se fabricó el primer prototipo oficial del tanque con algunos cambios. Se hizo uso de varios componentes de los tanques pesados IS-3 y T-10.

El casco y las suspensiones fueron escogidas de un IS-3, mientras que la caja de cambios y algunos sistema de propulsión y control de manejo provenían de un T-10. Se eligió una torreta que teóricamente provendría de un IS-3 pero los cambios generados en el casco para el acomodo del par extra de orugas llevaron a que se tuviera que rediseñar.

La torreta disminuiría sus dimensiones para tratar de darle una silueta más baja al tanque, esto significó la disminución de municiones y el acomodo más cercano de los tripulantes. Gracias a que los tanques de combustible se habían instalado en las vigas longitudinales de la transmisión se pudo destinar un espacio más adecuado y blindado en el piso del chasis para el compartimiento de municiones. El casco por su parte se modificó inclinando sus placas frontales y laterales, (Orkako, 2017).

Las orugas se encontraban considerablemente separadas para que la tripulación así como los ingenieros pudieran acceder a ellas cuando requerían mantenimiento o reparación. Una vez se construyó el prototipo oficial se desplazaron más hacia el centro quitando esta posibilidad y negando cualquier tipo de acceso.

Se destinó un motor B-11-HL de 478 kW y 650 hp que logró empujarlo a una velocidad máxima de 40 km/h. La suspensión otorgó una presión sobre el suelo de 0,48 kg/cm2.

En 1953 se decidió ponerlo a prueba en conjunto con otros tanques y demostró sus capacidades ante un T-10 y un T-54. Como era de esperarse el 726 pudo acceder y desplazarse en zonas donde los otros no podían. Desafortunadamente no existen datos acerca de pruebas de fuego, esto porque la torreta de IS-3 mejorada nunca llegó a ser mostrada más que en una maqueta.

Una falsa fotografía muestra al prototipo con la torreta de un IS-7, se sabe que tras su aceptación después de las pruebas se diseñaron toda clase de versiones, como cañón y artillería autopropulsada, de recuperación, anfibio, etc. Si bien es posible que se haya puesto a disponibilidad una posible torreta de IS-7, es casi imposible que esta pudiese ser instalada pues el anillo no se ajustaría al del casco.

La supuesta fotografía tomada al casco del Objeto 726 con la torrera del IS-7 y la toma original. Archivo Fotográfico del Autor.

Entre marzo, junio y noviembre de 1953 estos y más proyectos fueron entregados al Ministerio de Ingeniería General quien aceptó el plan íntegro de la construcción de un tanque con tracción cuádruple a inicios de 1954.

Con todos los sistemas integrados y módulos mejorados se estimaba que el peso del Objeto 726 fuese de 88 toneladas, sin ellas solo alcanzo 48 t. Se integraría un motor de 1000 hp y el cañón asignado rondaría entre los 130 y 150 mm, (Orkako, 2017). Todo el proyecto marchó para bien hasta finales del año de 1954 cuando un estudio minucioso sobre sus características llevó a determinar que era totalmente inadecuado; sus dimensiones eran exageradas, el mantenimiento sería un tema muy complicado y las fábricas no podrían construirlo en serie debido a su enorme complejidad, (Krasfun, 2014). Así que se dio por terminado el proyecto y tres años después apareció el Objeto 279.

Maqueta del diseño final del Objeto 726. Se puede apreciar la falta de espacio entre cada oruga, un error de diseño que se había considerado como adecuado para mejorar el rendimiento del tanque a la hora de desplazarse por terrenos accidentados. Wykop. Dominio Público.

Pero Troyanov nunca mencionó nada al respecto, tanto para él como para toda la Unión Soviética el 726 y el 279 no compartían semejanza alguna aun cuando sus conceptos son similares y fueron diseñados por la misma persona. Durante el desarrollo del 279 no se hizo mención de este proyecto, eran tanques diferentes en todo sentido, sin ninguna relación y no existía ninguna línea evolutiva que los uniera. Teniendo aun el antecedente del Jinete del Apocalipsis parece como si realmente su “primo lejano” nunca hubiese existido convirtiendo al 279 en un diseño único. 

Posiblemente Troyanov si hizo algún comentario y cuando se le pidió construir al mítico tanque retomó su proyecto anterior, corrigiendo algunos de sus errores, pero la falta de pruebas y la evidente pérdida de documentos del 726 han llevado a creer que no existe ninguna relación entre ambos.

Sin esa preciada información, no se puede confirmar ni una ni otra teoría, por lo que solo queda mantenernos al margen y quedarnos con la evidencia que demuestra la existencia de un antecesor.

Conclusión

El Objeto 279 fue sin duda un tanque excepcional que hasta nuestros días sigue sorprendiendo a todos pero que opera bajo un concepto complejo y poco rentable.

Víctima de su diseño, el 279 promete mucho a la vez que se ve perjudicado por sus características. Si bien fue capaz de sobresalir de entre todos los tanques del momento hasta la aparición del T-80U, aún se ve limitado a operar como otro tanque pesado convencional. Teóricamente debía sobrevivir a la onda de choque de una explosión pero el rápido auge de las armas nucleares y la aparición de la bomba del Zar rápidamente lo hubiesen dejado obsoleto. Un acelerado avance en el desarrollo de misiles AT también lo hubiese desplazado a largo plazo.

De uno u otro modo el Objeto 279 estaría condenado a ser retirado, no solo por la aparición de nuevas armas sino que el mundo dejó de lado a los tanques pesados apostando por los medios y más aún por los MBT que estaban implementando todos sus sistemas en versiones más compactas y fáciles de fabricar.

Ya no había cabida para él cuando una nueva generación de vehículos de combate principal apareció para quedarse y actualmente conforman a todas las caballerías blindadas del mundo.

El Objeto 279 junto a sus competidores conformaron a la última generación de tanques pesados.


Características

*Los valores de blindaje son estimaciones basadas en la adaptación del grosor del IS-3 por lo que no deben ser tomados como absolutos. En el caso del 279 no se están tomando en cuenta las pantallas como parte del blindaje.

Bibliografía

Notas al final

[1] N. del A. La forma de artesa hace referencia a que el diseño rectangular va inclinando sus bordes conforme se extiende hacia el centro para terminar con una base plana.

[2] N. del A. Atomic-Biological-Chemical son las siglas de un sistema de protección activo que se encarga de sellar a un vehículo de forma hermética mientras un sistema de filtrado limpia el aire que la ventilación transporta, evitando así cualquier riesgo de envenenamiento provocado por agentes tóxicos.

Autor

+ posts

Divulgador y modelista militar dedicado a la búsqueda, consulta e investigación de las armas de fuego de todo tipo, desde armamento básico hasta el más complejo, siendo su principal enfoque, la historia de la caballería blindada.

Notas al final

  1. La forma de artesa hace referencia a que el diseño rectangular va inclinando sus bordes conforme se extiende hacia el centro para terminar con una base plana
  2. Atomic-Biological-Chemical son las siglas de un sistema de protección activo que se encarga de sellar a un vehículo de forma hermética mientras un sistema de filtrado limpia el aire que la ventilación transporta, evitando así cualquier riesgo de envenenamiento provocado por agentes tóxicos.
Comparte
error: El contenido está protegido. Todos los derechos reservados. Guerra Total (2020)