La Cúspide de una Serie: Panzer IX y X

La Segunda Guerra Mundial fue cuna de muchos ingenios bélicos; de armas, cuyos conceptos prácticos y fantasiosos se diseñaron, planearon y fabricaron. Y que mejor ejemplo de ello que la misma Alemania NSDAP.

Una de las principales características de la ingeniería alemana era su famosa megalomanía. Destacando por mucho el Kanone Schwere Gustav, aquel cañón ferroviario de calibre 800 mm y de titánicas dimensiones; tan solo montarlo requería de semanas y un complejo equipo de grúas, para cargar e instalar sus pesadas piezas.

Los Panzer tampoco se escapan de esta idea. Por ejemplo, está Panzer VIII, el tanque más grande y pesado jamás construido; su masa alcanza las 188 toneladas siendo, en ocasiones, redondeado a 190 t. Pero aun, cuando se cree que este ejemplar marca el punto y final de esta extensa familia blindada, llegaron los Panzer IX y X, el pináculo definitivo de la serie.

Con sus 188 toneladas, 10.2 m de longitud y 3.63 m de altura el Panzer VIII «Maus» es el tanque más grande jamas construido y que persiste hasta nuestros días. Top War. Dominio Público

Dos Diseños, Dos Mentiras

En realidad los Panzer IX y X no son diseños funcionales; se crearon con el único propósito de engañar a las fuerzas aliadas y soviéticas, con el fin de crear presión entre sus altos mandos. Así, hizo creer que Alemania estaba desarrollando dos vehículos blindados “imparables”.

Fueron dibujados en 1944 y publicados en la revista Signal. Pero no aún no está claro el creador de estos fantasiosos tanques.

Entonces, ¿cuál fue el propósito de divulgarlos? Podemos decir que fue para ejercer presión sobre los enemigos. En una guerra la moral puede jugar un factor importante, al ser un incentivo para que un ejército avance y ataque; entre más prolongues su tiempo en las batallas y menos razones les des para seguir, más fácil será combatirlos. La entrada de nuevas armas puede producir este efecto, debido a que no poseen los medios para hacerle frente; y diseñarlas toma tiempo. Así llega un momento en que las tropas ya no desean seguir, porque saben que hacerle frente a estas unidades los dejara en una situación crítica.

Algo similar debían provocar los Panzer IX y X. Al estar en 1944 las fuerzas aliadas y soviéticas, estaban experimentando batallas algo constantes con los famosos Panther y Tiger, los cuales habrían tenido un impacto psicológico considerable. La mayoría de los cañones no podían perforar su blindaje, a menos que se acercaran considerablemente y asestaran en puntos específicos. La idea era aprovechar esta situación de desmoralización de los ejércitos; y hacerles saber que pronto estarían enfrentando dos nuevos tanques.

Según la misma revista otro de sus objetivos era el de crear desinformación entre sus enemigos.

Un soldado estadounidense lee una revista Signal durante la liberación de Francia. Esta era uno de los principales medios propagandisticos de la Alemania NSDAP y en ella los soldados podían encontrar noticias de la guerra así como temas típicos de una revista común. Dominio Público.

Afortunadamente para ellos la revista no pareció tener una gran distribución en los frentes. Pero si la suficiente como para recuperar los bocetos de los tanques imaginarios. Aunque los pocos que llegaron a verlos pensaron que, realmente, serían los próximos ejemplares de la serie, y que estos serían demasiado avanzados. Especulaciones tras la guerra afirmaban ciegamente que estarían a la altura de un MBT en muchos ámbitos. Pero desconocían que solo era propaganda para asustarlos en su momento dado.

Aunque son conceptos hasta cierto punto absurdos y que no poseen un valor real, no hace mal analizarlos un poco y teorizar el impacto que hubiesen tenido en la guerra.


Panzer IX

Las teorías sugieren que el Panzer IX sería una especie de descendiente del Panther. Así que lo podemos clasificar como un “tanque medio” si omitimos sus características que se darán a conocer a continuación.

Lo primero que destaca es su extraño diseño: el casco deja muy atrás el concepto de caja que era muy típico de la serie; y en su lugar adopta una superestructura redondeada, donde los escudos laterales no son más que una extensión del mismo casco. En lugar de estar remachados, como un guardabarros o unidos por soportes al casco a lo Schürzen en los Panzer III y IV, son moldeados junto al chasis creando una sola pieza.

Una zona del casco crea un escudo justo frente a la torreta, se ha afirmado que este escudo es para proteger una trampa de tiros, que se encuentra debajo del mantelete siendo una zona no muy resistente.

Los enormes escudos laterales están cerca del suelo; protegiendo casi por completo la suspensión. Algunas teorías sugieren que la cadena sería tan gruesa que su resistencia seria equiparable a la de un MBT,. Bajo dicha afirmación, la tarea de inmovilizar al tanque sería muy difícil, e incluso un suicidio. Pero no esta tan equivocada, si tomamos en cuenta el diseño exagerado de la unidad, por lo tanto, la cadena debía soportar una enorme masa, y debía ser muy resistente.

Si nos basamos en sus “antecesores” la transmisión se encontraría al frente y usaría un acomodamiento de orugas muy similar al instalado en los Tiger, prácticamente no se despegaría del anticuado sistema de propulsión de los últimos ejemplares funcionales.

Por otra parte, la torreta es un concepto nuevo al ser de diseño redondeado. Un perfil bajo se pudo inspirar en la idea del Schmalturm. La nueva apariencia reduce sus dimensiones y aumentan su blindaje. Pero apenas habría espacio para la tripulación. Así mismo, carece de un ángulo de giro limitado. Como se alarga conforme avanza hacia la parte trasera, llega un momento en que sus dimensiones crecerían e impactarían con el escudo frontal. Esto si gira demasiado. En consecuencia, su rango se limita a un aproximado de 180°.

Su armamento debió ser una mejora considerable del KwK 42 L/70 de 75 mm. Esto mismo lo porta el Panzer V. En él, se encuentra instalado en la parte superior de la torreta. En concecuencia, el escudo un obstáculo, en caso de que quiera deprimir el cañón sumado a una inclinación del techo de la torreta, a lo mucho podría bajar -2°. Y carece completamente de armamento secundario así que es incapaz de responder contra la infantería.

Estas características de su armamento sugieren que el Panzer IX se habría concebido como un cazatanques altamente blindado siguiendo un concepto muy similar al del Panzerjäger VI ausf B “Jagdtiger” o del Panzerjäger Tiger (P). Con un rango muy limitado de acción en términos de libertad de movimiento. Y al carecer de armamento secundario, hubiese sido una unidad muy adecuada para destruir tanques a muy largas distancias.

El casco cuenta con dos faros en la zona frontal. De ahí la falta de visores y de cualquier sistema que le permita a la tripulación observar su entorno. Incluso, la torreta carece de una cúpula, y los visores del comandante apenas son notables. Por lo tanto, podemos afirmar que el tanque es ciego; pero puede que dependa de periscopios y miras que puedan sobresalir del casco cuando sean necesarios; mientras la unidad se mantenga estática o sin uso estos pueden guardarse tras el grueso blindaje.

Bocetos del Panzer IX. Archivo Fotográfico del Autor.

Problemas de Diseño

Su forma requiere de acero fundido para poder ser moldeado y adaptado a la forma que tiene. Pero Alemania carecía de esta clase de industria. Todas sus unidades requerían en un 95% de acero laminado; siendo sus populares felinos una pequeña excepción por el diseño de sus torretas. El fabricar este vehículo hubiese requerido por lo mínimo un par de plantas adaptadas para fundir metales y darles la forma correspondiente. Esto sin mencionar el capital y materiales necesarios para construir al menos una pieza.

Hubiese existido una enorme masa en la zona frontal, a mayor peso más limitaciones posee. Véase el Panzer VIII que ,con sus 188 toneladas, no había calle para su increíble peso. El Panzer IX hubiese superado las 200 toneladas y el encontrar rutas seguras para que se desplazara seria todo un reto.

Con una movilidad apenas notable, no podemos esperar que este tanque fungiera, como punta de lanza en un ataque. Al contrario, podemos verlo como un sustituto móvil de una fortificación, como su antecesor para llenar espacios en una línea defensiva.

Sus dimensiones serian exageradamente grandes. Por su torreta podemos decir que tendría una altura muy similar a la del Königstiger; pero por su casco sería mucho más voluminoso que el mismo Maus. Necesita de un campo abierto para avanzar, ya que las calles o carreteras hubiesen sido muy estrechas. De encontrar caminos lo suficientemente angostos seguro se desplomarían con su peso.

Como no hay especificaciones de blindaje, podemos especular que el techo del tanque seria típicamente delgado, exagerando tendría 80 mm. Esto es bastante ligero; y puede ser destruido por piezas de artillería y ataques aéreos. La zona frontal tendría más de 200 mm estándar. Pero por su diseño curveado, superaría los 400 mm; siendo más resistente que el Maus, ya que cuenta con estos mismos valores, seria invulnerable a cualquier arma antitanque.

Los bocetos no dicen mucho. Pero los accesos a él podrían haberse ubicado en el techo de la zona frontal, muy cerca de la curvatura que genera el escudo para la torreta. El puerto del comandante es el único visible.

La tripulación se pudo haber fijado en 5 soldados: comandante, artillero, cargador, conductor y operador de radio. Como el arma no es de un calibre mayor y como en 1944, ya se planteaba el concepto del sistema autocargardor. Esto hubiese ahorrado espacio, eliminando al cargador y dejando al comandante o el artillero, como el encargado del sistema; asegurándose únicamente de que funcionase correctamente.

Su impacto en la guerra hubiese sido muy bajo, incluso nulo debido a sus exageradas características. El Panzer VIII le tomó 2 años poder funcionar. Y aun así no paso de sus pruebas como prototipo con limitadas capacidades. El Panzer IX hubiese tenido que estar un año más, como mínimo para poder ser adecuadamente operacional.

Sería más probable ver al Maus en batalla que el Panzer IX. Claro si se hubiese llevado a cabo su proyecto. Cabe resaltar que las teorías del momento especulaban que: sería lanzado, para 1946; o en caso de que la balanza cambiara dramáticamente a favor de Alemania, para finales de 1945, si la situación mejoraba.


Panzer X

Se especuló que el Panzer X sería el último ejemplar pesado de la serie descendiendo de los Tiger.

Su concepto no se despega mucho del modelo anterior: las principales características serian un evidente aumento de masa, blindaje y potencia de fuego. El casco adoptó una forma más redondeada, debido a la eliminación del escudo para la torreta. Esto, curiosamente, disminuye sus dimensiones, ya que las planchas laterales no adquieren un radio tan pronunciado y un poco planos. La zona del motor también se eleva más. Y la suspensión quedó un más desprotegida. Con ello se veían las orugas y no solo la cadena.

La torreta está mucho más apegada al concepto de Schmalturm. Pero aún conserva algunas curvaturas. La cúpula del comandante fue más visible al sobresalir más del techo; también salió a la luz una escotilla de acceso en uno de sus lados.

En la zona frontal del casco se aprecian dos faros, un visor para el comandante, y un espacio de una ametralladora de ángulo. El arma principal por su parte parece ser una mejora; ya sea del KwK 36 L/56 o del KwK 43 L/71 ambos de 88 mm, siendo instalados en el Tiger y en el Königstiger respectivamente.

El sistema de propulsión seguirá siendo el mismo. La transmisión se encuentra al frente y el orden de las orugas sería muy similar al colocado en los felinos. Si el Panzer IX poseía una cadena considerablemente resistente el Panzer X trataría de redoblar sus capacidades.

Sus características nos indican que: el Panzer X se diseñó para el combate blindado. La presencia de visores y un armamento secundario sugieren que: fungiría como una punta de lanza. Por ello se le equipo de mejor manera para que pudiera sobresalir en el campo de batalla y le hiciera frente a cualquier amenaza.

El cañón tendría una elevación próxima a 10° y una depresión de cerca de -6°. Gracias a la falta del escudo la torreta podría girar 360°. Esto también nos indica un gran blindaje, debido a la presencia de un mantelete mucho más grande.

Bocetos del Panzer X. Archivo Fotográfico del Autor.

Realmente no hay mucho que exponer acerca del Panzer X,. Muy pocas cosas cambian respecto al diseño anterior. Pero los problemas persisten.

Como bien se dijo: Alemania no tenía una industria adaptada para la fabricación de piezas, como las que ambos tanques exigen; su producción en masa sería casi imposible de llevar a cabo.

Los motores hubiesen sido de gasolina. Combustible que igual escaseaba y que era vital para mantener en funcionamiento a sus tanques. Los Tiger ya consumían un nivel de gasolina demasiado alto. Un vehículo que superara con creces las 200 toneladas exigiría un suministro constante, y apenas limitado, si querían desplegarlo.

Su blindaje que sería capaz de alcanzar los 500 mm, lo que lo convertiría en el segundo tanque más blindado del mundo, después del Objeto 279 soviético que posee 550 mm de blindaje natural; es decir, que no hace uso de reactivos ni sistemas adicionales que aumenten su resistencia. Además de que sería inmune a las armas AT.

Un blindaje de tan enorme espesor, con su diseño, hubiese significado una enorme masa. Por lo tanto, no llevaría a cabo su tarea. Si estaba diseñado para el combate blindado, en cuanto resistencia y potencia de fuego, hubiese sido un oponente devastador. Pero a nivel mecánico su complejidad, lo hubiese convertido en una víctima de su propio diseño. Los alemanes necesitarían transportar al Panzer X como a los cañones K, por piezas separadas y por vías férreas junto a un equipo de montaje para armarlo estando próximo al frente de batalla y así desplegarlo con menores dificultades.

Aquí surge otro problema y es que no existiría terreno que fuese capaz de soportar su peso, las calles y puentes se desplomarían; en campo abierto se hundiría o atascaría frecuentemente. Forzosamente requiere de un suelo altamente resistente para desplazarse, muchos terrenos cedían ante el Königstiger así que el desplegar el Panzer X sería imposible.

Y no estamos tomando en cuenta las fallas mecánicas, el Maus necesitaba de un enorme equipo para poder reparar su suspensión, el de ambos tanques sería mucho más complejo y si lo pierden seria perder a la unidad.

Si el Panzer IX apenas hubiese tenido algún valor, el X carece totalmente de alguna función.

Supuestamente el proyecto sería planteado en 1947 y desplegado en 1949, esto era extender la guerra mucho más allá de sus límites. El mundo creía que el conflicto a lo mucho se extendería hasta 1946 pero una guerra de tal magnitud que durase tres años más es imposible de imaginar tomando en cuenta las condiciones del Eje y los factores que estaban favoreciendo a los aliados y soviéticos. Aun así, el planteamiento del Panzer X es bastante curioso y el verlo en un escenario un poco más lejano es una idea interesante.


Conclusión

Pese a que son conceptos imaginarios y sin ningún valor más que el visual, los Panzer IX y X son una excelente fuente de especulación pero con los que se debe tener cuidado. Muchos aseguran que los proyectos fueron totalmente reales y que Alemania si estaba planeando desarrollarlos para la guerra, pero como ya se explicó sus fines fueron otros.

Así mismo, en ocasiones las historias se tienden a exagerar mucho incluyendo datos fantasiosos como que utilizarían tecnología avanzada décadas a su tiempo o que fueron desarrollados bajo otros diseños y nombres.


Los datos expuestos aquí son meramente especulaciones basadas en comparaciones con modelos de la serie original Panzer y tomando en cuenta que está siempre iba a la alza en cuanto peso, resistencia y dimensiones, y por lo tal no deben ser tomados como verdaderos ni absolutos.


Bibliografía

Autor

+ posts

Divulgador y modelista militar dedicado a la búsqueda, consulta e investigación de las armas de fuego de todo tipo, desde armamento básico hasta el más complejo, siendo su principal enfoque, la historia de la caballería blindada.

Comparte
error: El contenido está protegido. Todos los derechos reservados. Guerra Total (2020)